El príncipe roto, Erin Watt

13 de noviembre de 2017

Titulo: El príncipe roto
Autora: Erin Watt
Editorial: Oz
Páginas: 288
Saga: #2 Los Royal (2/3)
ISBN: 9788416224494
Libro enseñado en: IMM #53
Sinopsis: Reed Royal lo tiene todo: es guapo, está forrado y es popular. Las chicas hacen cola para salir con él, y los chicos sueñan con ser él. Pero a Reed solo le importa su familia… hasta que Ella Harper llega a su vida. El odio que siente hacia la joven se convertirá en un sentimiento completamente distinto… Reed quiere a Ella. La necesita. Sin embargo, un estúpido error hará que todo su mundo se desmorone. Ella no quiere estar con Reed. Dice que se destruirán el uno al otro. Y tal vez tenga razón…

Saga Los Royal (3 libros)
#1. La princesa de papel [Reseña]
#2. El príncipe roto
#3. El palacio malvado

Tras el final del primer libro, aunque le vi muchos fallos a este, decidí seguir con la lectura de este segundo libro, ya que quería sabe como iba a continuar las autoras la historia de Ella y los hermanos Royal.

Esta segunda entrega comienza en el mismo momento en el que acaba y nos cuenta los sucesos en esa última escena pero desde la perspectiva de Reed, y tras esto veremos como se van entrelazando capítulos contados desde su perspectiva y desde la de Ella. Ver la historia desde los ojos de Reed ha sido muy raro, no parece ese chico serio y malote que nos vendían en el primer libro, sino un chico deprimido buscando a SU chica, porque esa parte posesiva no me ha sorprendido y es lo que más destaco.

La verdad es que he de reconocer que este segundo libro me ha gustado más que el primero, se deja de lado toda esa parte mala que describía en mi reseña y tenemos unos personajes un poco más normales. No se me olvida lo que ha hecho que lleguen hasta aquí, pero por lo menos las cosas han mejorado. Comienzan a descubrirse los secretos de los Royal y vemos lo perversos que pueden llegar a ser o lo que creen que hacen bien por los demás. Igualmente siguen habiendo demasiados secretos detrás de cada uno de ellos. 

Una cosa que sigue sin gustarme es la facilidad con la que se solucionan las cosas en este libro y también las pocas acciones y palabras que se necesitan para ello. Todo se arregla porque sí, porque lo dicen las autoras y punto, no hay explicaciones que valgan y eso hace que muchas acciones sean muy poco creíbles.

–¿Así funcionaba por aquel entonces? ¿Los hombres hacían fuego y, luego, las mujeres llegaban, pegaban al hombre con el mejor palo de la pila y se acostaban con él?
–Así es, pero dejamos que los hombres escriban las historias porque sus frágiles egos necesitan un empujón.

Los personajes han mejorado un poco y son un poco más pasables. Sigo diciendo que me sobran los gemelos porque ni pinchan ni cortan, solo se les nombra rara vez para que nos acordemos de que están ahí. Ella vuelve un poco a su origen de chica con carácter que no deja que la pisoteen y comienza a vivir como debería, pero a veces la noto muy sobrada o demasiado chulita y eso no me gusta. Reed ha cambiado en este libro, piensa más en las cosas que hace y en las consecuencias, le da su espacio a Ella y la protege, a veces en exceso, de las cosas que puedan pasarle.

Easton me parece que ha cambiado a peor, ha vuelto a ser el estúpido del principio que pasa de una chica a otra con una botella en la mano, se comporta como un gilipollas con todos y no tiene excusa. Gideon tampoco me ha gustado mucho en este libro, va de callado guardando mil secretos bajo mil candados y cada vez entiendo menos cual es su papel en la historia.

La historia de amor esta vez me ha gustado un poco más, quitando esa forma que tuvo de enamorar Reed a Ella, vemos como esta vez hay más sentimientos que actos físicos y que no parece que lo único que quieran del otro es saciar su apetito sexual. Al estar contado desde las dos perspectivas vemos que sienten el uno por el otro, como esos sentimientos son un poco más creíbles que en el libro anterior, aunque más bien nos digan que fue amor a primera vista pero todo no podía ser perfecto. Lo único que me molesta es la posesividad que nombraba antes por parte de Reed con el MI CHICA en la boca todo el rato.

El final ha sido por una parte predecible y por otro una gran sorpresa. Me esperaba una parte del final, concretamente lo último que pasa, pero no lo otro. Sigo pensando que es todo muy dramático, muy conveniente y un poco fantástico, pero me ha llamado la atención y obviamente leeré el último libro para saber que va a pasar ahora.

En definitiva, El príncipe roto es una continuación, a mi modo de verlo, mejor que la anterior que soluciona los grandes errores que encontrábamos antes, que entretiene mucho y mantiene al lector super enganchado a sus páginas.


–Y pensé, voy a perseguirlo. Al final lo agotaré, lo convenceré de que lo nuestro puede ser un bonito cuento de hadas. Pero no lo es. No somos nada. Somos humo, insustancial e insignificante.– Chasca los dedos sin emitir ningún ruido–. Lo nuestro ni siquiera es una tragedia. Somos menos que nada. 

 photo Firma3_zps8ba50a2c.png

1 comentario:

  1. Me alegro de que te haya gustado el libro, espero que la tercera parte esté a la altura :)

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de tus comentarios, consigue mi felicidad y que quiera seguir trabajando en entradas como esta. Solo te va a llevar un minuto (o incluso menos) dejar un comentario con tu opinión respecto al tema.

Pero no dejes publicidad o faltes al respeto porque tu comentario será eliminado. Y avisa con la palabra SPOILER si necesitas poner uno en tu comentario cuando vayas a dar tu opinión, así nadie se encontrará con ninguno desagradable que le pueda estropear la historia.